Queridos amigos… durante los últimos años de mi vida, he sentido de manera frecuente que los días son más cortos, que las horas vuelan y que toca, en muchas ocasiones, priorizar tareas dejando otras de lado o delegándolas a terceros. Hemos vivido en ese ritmo muchos años y tal vez por eso nos resulte hoy tan extraño tener el tiempo para pintar, preparar un dulce que nos gusta, o incluso tener la oportunidad de sentarnos a analizar lo que sentimos o pensamos…
Es justamente en esa dirección en la que hoy quiero dirigirme a ustedes para proponerles la valiente tarea de aprovechar esta oportunidad que nos da la vida para sentarnos a ver lo que dice nuestro yo interior, lo que siente, lo que teme, lo que espera y lo que propone para lograrlo, de tal manera qué se pueda transformar en planes de acción concretos y por que no, en un plan de vida… No es tan complicado… lo mas difícil ya está: encontrar el tiempo, y lo segundo más difícil, ya casi está… y es querer auto analizarte puertas adentro… Una vez con ello, la ruta es profunda, pero delimitada en 5 grandes variables que cada uno debe preguntarse y contestarse con sinceridad:

  1. ¿Cómo está mi relación con Dios?  (Tu Dios) Le digo que lo quiero, se lo demuestro con actos, le ofrezco mis acciones, medito sobre sus enseñanzas para llevarlas a la vida?
  2. ¿Cómo está mi relación con mi familia?  Mi esposos e hijos, con mis padres y hermanos, amigos queridos, estoy pendiente de sus necesidades, he detectado algo en lo que pueda ayudarlos a ser mejores, les trasmito con acciones mi preocupación por ellos?
  3. ¿Cómo es mi relación con la Naturaleza?  Cuido el agua, la luz eléctrica y otros recursos?  Procuro aprovechar al máximo los alimentos? Procuro reciclar en la medida de lo posible? Etc
  4. ¿Cómo cuido mis salud física?  Cómo está mi alimentación? Procuro consumir los alimentos que me nutran y evito los que me hacen daño?  Tomo suficiente agua? Hago mis ejercicios diarios? Busco momentos de calma para pausar, oxigenarme y pensar?
  5. ¿Cómo estoy en relación a mi trabajo?  Desempeño mi trabajo con responsabilidad y eficiencia, soy puntual, soy proactiva y recursiva?  Soy atenta con mis compañeros de trabajo? Aquí también podemos incluir el analizar nuestro presupuesto personal… ingresos versus gastos, de manera real y proyectarlo para ver si debemos realizar ajustes… es preferible hacerlo a tiempo y evitar problemas de flujo posteriores.

Te propongo meditar un día cada tema para hacerlo profundamente y poder sacar conclusiones que puedan derivarse a Objetivos de Vida y planes de acción concretos y que luego de un período que tú mismo te propongas, sean revisables.  En caso de que los cumplas… aplauso ¡!! Misión cumplida…. Y en caso de que no, pues se re plantea el objetivo o tal vez los mecanismos para cumplirlo… como dice una linda canción: It’s the climb!!!